Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

18 mar. 2015

dhamma vs. venenos


"Cuando reconocemos a nuestros enemigos, los venenos, podemos acudir al Dharma para que nos ayude en el camino espiritual. Por ejemplo:
Los antídotos para la codicia son el contentamiento, el compartir y la generosidad.
Los antídotos para el enojo son la paciencia en las situaciones difíciles, así como la compasión y el amor.
Los antídotos para la envidia consisten en alegrarnos y regozijarnos por la fortuna de los demás.
El antídoto para el orgullo se explica en este texto 'Los ocho versos para el adiestramiento mental':
Colocar a los demás antes que a nosotros mismos."

'En el corazón de la vida' Jetsunma Tenzin Palmo.
editorial Albricias