Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

18 mar. 2015

solo parece ser un amigo ...


Si queremos desarrollar verdaderos músculos espirituales y convertirnos en un bodhisattva (un guerrero espiritual), necesitamos tener obstáculos que superar.
Necesitamos pesos mayores.
Y de eso se trata: de sentirnos agradecidos cuando se presentan obstáculos y dificultades. Así es como aprendemos.
Por supuesto que no necesitamos invitar a las dificultades, pero cuando llegan, debemos conocer el método para enfrentarnos a ellas con habilidad."


"Estos venenos (kleshas) crean los problemas en nuestra vida.
No son nuestros 'amigos'.
Los textos budistas son muy estrictos respecto a este punto.
Algunas veces los venenos parecen inocuos, especialmente la codicia, pues cuando está satisfecha no se siente como un problema. Estas impurezas emocionales, albergadas en nuestro corazón, son el 'enemigo'. No tienen fin y nos agitan perpetuamente. Nunca pueden estar satisfechas.
A veces los enojones son muy santurrones.
Con frecuencia el enojo parece estar bien justificado, así que parece estar bien.Pero de hecho, estar enojados es como tener un enemigo sentado en nuestro corazón.
Después de todo, podemos tratar de reconciliarnos con nuestros enemigos."


'En el corazón de la vida' Jetsunma Tenzin Palmo.
editorial Albricias