Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

1 may. 2015

Imagen: "Buda el vencedor", pintura de Nicolás Roerich (1925).

"Existe evidencia científica de que la toma de decisiones humanas no es un proceso lógico y racional sino que en muchísimas ocasiones está facilitado por la emoción. Es por eso que no veo en el futuro a una computadora generando arte, poesía, teniendo pasiones, esperanza o compasión, o inventado a un cerebro humano como el nuestro que sí logró inventar a la computadora".

Facundo Manes, neurocientífico argentino.