Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

1 jul. 2015

“When we sit without a demand on this moment, without waiting for the next moment, without waiting to get it—whatever “it” is—when we are not waiting to get enlightened or to get love, peace, or a quiet mind, and when we stop demanding anything from ourselves—then the sacred opens up simply because there is no demand being made upon it.” — Adyashanti

"Cuando nos sentamos sin una demanda en este momento, sin esperar el siguiente momento, sin tener que esperar para conseguirlo, lo que sea  " eso "  es cuando no estamos a la espera de alcanzar la iluminación o para conseguir el amor, la paz, o una mente tranquila, y cuando dejamos de exigir nada de nosotros mismos, entonces lo sagrado se abre, simplemente porque no se hace demanda de ello ".
- Adyashanti