Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

3 ago. 2015

buscar al Buddha


how to draw buddha

Cuando cortamos la raíz de la dualidad ―el apego dualista, las percepciones dualistas, las percepciones imaginarias– todas las hojas, las ramas, y hasta el tronco del samsara se marchitan por sí mismos y caen finalmente. Entonces, no es necesario cercenar este gran árbol frondoso del samsara, esta dualidad, la mundanidad, la existencia condicionada: ya están casi extintos. Podemos relajarnos; hemos realizado lo que hay que realizar, como cantaba el Buda.

Este es el propósito del Dharma, del despertar espiritual, de la Budeidad; ésta es su evolución suprema, el desenlace. Si aspiramos a experimentar tal despertar, no hay nada más que hacer, excepto reconocer la verdadera naturaleza de nuestra atención primordial, nuestra esencia, nuestro patrimonio, que se encuentra en el interior. Esta es la naturaleza intrínseca de nuestra mente, conocida como el bodhichitta, o la mente de la iluminación. Es nuestra propia existencia, nuestra naturaleza, esta famosa Naturaleza Búdica. No hay que buscar al Buda en otro lugar.

―Nyoshul Khen Rimpoché