Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

25 nov. 2015

From time without beginning, our ego clinging has caused us to wander in samsara; it is the root of all our sufferings, it is indeed the culprit. Considering others to be more important than ourselves, we should give up our self-cherishing attitudes and decide to act without hypocrisy, emulating in body, speech and mind, the behaviour of friends who live their lives according to the teachings. Mind Training should be engaged in discreetly. It should not be done with external show, in a way that attracts attention and creates a reputation; it should act as the inward antidote to our self-clinging and defiled emotions. We should bring our minds to ripeness without anybody knowing. – HH Dilgo Khyentse Rinpoche

Desde tiempo sin principio, nuestro apego al ego nos ha causado el vagar por el samsara; es la raíz de todos nuestros sufrimientos, de hecho es el culpable. Teniendo en cuenta q los demás son más importantes que nosotros mismos, debemos renunciar a nuestras actitudes de auto-estimación y decidir actuar sin hipocresía, emulando en cuerpo, palabra y mente, el comportamiento de los amigos que viven sus vidas de acuerdo a las enseñanzas. El entrenamiento de la mente debe participar en forma discreta. No se debe hacer un espectáculo externo, de una manera que atraiga la atención y cree una reputación; debe actuar como el antídoto hacia adentro para nuestro auto-apego y para las emociones contaminadas. Debemos llevar nuestras mentes a la madurez sin que nadie lo sepa.

- HH Dilgo Khyentse Rinpoche