Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

4 dic. 2015

cómo caminar meditando


La meditación caminando es un poco más simple que caminar. Puede tomar más esfuerzo al principio, pero una vez que te metes en el hábito, es una refrescante manera de hacer dos cosas a la vez, haciendo una sola.

Para hacer la meditación caminando, caminas. Puedes caminar alrededor de tu zendo o alrededor de tu sala de estar. Se puede caminar en interiores o exteriores. Se puede caminar en los parques o en centros comerciales. Se puede caminar por las calles de una ciudad ocupada o en nuestros senderos naturales aislados. El punto no es donde caminas, sino cómo caminas.

Al igual que en la meditación sentada, en la meditación caminando, concentra tu atención en la respiración y en la postura. Camina con tu espalda recta, tu cabeza hacia atrás, mirando ligeramente hacia abajo en el suelo cerca de seis pies delante tuyo. A diferencia de la meditación sentada, en la meditación caminando es importante mantener los ojos abiertos. Tienes que ver a dónde vas. Tus brazos y manos pueden ir dondequiera que te sea cómodo. Pueden colgar a los lados, unidos a tu ombligo, entrelazadas detrás de la espalda, o pueden oscilar con tus pasos. Haz lo que más te convenga. Es lo mismo con tu ritmo. Se puede caminar lenta o rápidamente. Mide tu meditación, ya sea en el tiempo o la distancia.

La parte importante de la meditación caminando es lo que haces con tu atención. Puedes contar tus pasos o tus respiraciones del uno al diez cuando caminas. Deja que tu atención se mueva entre la respiración, los pasos y la postura. Si cuentas tus pasos, cuenta uno para la derecha, dos por la izquierda, tres para la derecha y así sucesivamente. Siente el suelo cada vez que pises la tierra, rueda y deja la tierra. Siente cómo cada pierna asume y renuncia a su peso. Nota ligeramente tu respiración mientras caminas. Al llegar a las diez vuelve de nuevo a uno, revisa tu postura para ver si tu espalda está recta. Cuando notes que estás pensando, trae tu atención de nuevo a tu recuento de pasos. Suelta el pensamiento sin juzgarlo. Trae tu atención de nuevo a yus pies.

La meditación caminando es útil cuando la meditación sentada es difícil o cuando se necesita un intervalo de descanso entre una meditación largamente sentada. Se puede hacer cuando paseas a tu perro, con un amigo, o solo. Se puede hacer cuando te levantas de tu escritorio para ir al baño en el trabajo. Puede ser utilizado para aclarar tu cabeza cada vez que estás caminando en tu rutina normal. Se puede hacer discretamente en público ya que nadie será capaz de ver lo que estás haciendo con tu mente mientras caminas. Practicar meditación caminando es también una manera de ayudar a que tu práctica extienda la meditación a través de tu vida. Cuando se practica regularmente la meditación caminando, también puedes observarte a ti mismo practicando meditación al comer, en la lavandería, conduciendo y así sucesivamente. Eso es todo lo que hay que hacer, sin pensar, sólo caminar. Paso, a paso, a paso ...

***

How To Do Walking Meditation
by Peter

Walking Meditation is a little bit simpler than walking. It may take more effort at first, but once you get into the habit, it is a refreshing way to do two things at once by doing only one thing at a time.

To do walking meditation, you walk. You can walk around your zendo or around your living room. You can walk indoors or outdoors. You can walk in parks or in malls. You can walk along busy city streets our secluded nature trails. The point is not where you walk, but how you walk.

As in sitting meditation, in walking meditation, focus your attention on your breath and posture. Walk with your back straight, your head level, looking slightly down to the ground about six feet in front of you. Unlike in sitting meditation, in walking meditation it is important to keep your eyes open. You need to see where you are going. Your arms and hands can be wherever it is comfortable for you. They can hang at your sides, joined together at your navel, clasped behind your back, or they can swing with you strides. Do what suits you. It's the same with your pace. You can walk slowly or quickly. Measure your meditation either in time or distance.

The important part of walking mediation is what you do with your attention. You may count your steps or your breaths from one to ten as you walk. Let your attention move between your breath, steps and posture. If you count your steps, count one for right, two for left, three for right and so on. Feel the ground as each foot lands, rolls and leaves the ground. Feel how each leg takes on and gives up your weight. Lightly notice your breathing as you walk. When you get to ten and return back to one, check your posture to see if your back is still straight. When you notice yourself thinking, bring your attention back to your step count. Release the thought without judging it. Bring your attention back to your feet.

Walking meditation is useful when sitting meditation is hard or when you need an interval break from a long sitting meditation. It can be done as you walk your dog, with a friend, or alone. It can be done as you get up from your desk to go to the bathroom at work. It can be used to clear your head whenever you are walking in your normal routine. It can be done completely inconspicuously in public as nobody will be able to see what you are doing with your mind as you walk. Practicing walking meditation is also a way to help your meditation practice spread through your life. When you regularly practice walking meditation, you may also notice yourself practicing eating mediation, laundry meditation, driving mediation and so on. That's all there is to it, no thinking, just walking. Step, step, step...

***