Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

11 dic. 2015

soneto 129 de Shakespeare

Derroche del espíritu en vergüenza

La lujuria es en acto, y hasta el acto

Perjura, sanguinaria, traidora,

Salvaje, extrema, cruel y ruda:

Despreciada no bien se la disfruta,

Sin mesura anhelada, y ya alcanzada,

Olvidada sin mesura, cual un cebo

Que desquicia al incauto que lo traga.

Desquicio los suspiros, los abrazos,

los gemidos del antes y el durante,

Júbilo al gozar, después penuria,

Promesa de alegría, luego un sueño.

Lo saben todos, pero nadie sabe

Cerrar el cielo que lleva hasta ese infierno.