Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

7 ene. 2016



Muchas personas se cruzan en nuestra vida de manera fugaz aparecen sin avisar y un día se van, tal vez, sin decir adiós tienen una misión que cumplir, son nuestras maestras y maestros
A veces, la lección es sencilla y aprendemos rápido otras veces, la asignatura es difícil y nos cuesta aprender en ocasiones, nos duele el no poder entender.
Vienen porque los llamamos y pedimos su ayuda si vivimos en lo que es, nos enseñan lo que pudo haber sido y si lo meditamos bien, lo que podría ser en su presencia olvidamos muchas veces para qué los trajimos y nos cuesta entender que aunque sean nuestros maestros, lo somos también de ellos porque todos somos discípulos y maestros a la vez.
Pensemos en las personas que han pasado por nuestra vida y reconozcamos con cariño lo que vinieron a enseñarnos para ello, tal vez sólo basta con desnudar el recuerdo del manto de drama del que lo habíamos revestido.