Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

23 dic. 2013

Había una vez dos buenos amigos.

Chokei y Hofuku.
Estaban charlando acerca del camino del Bodisattva y Chokei dijo: "Aun cuando el arhat (el iluminado) abrigara malos deseos, aún asi, el Tathagata (Buda)no tiene dos clases de palabra. Yo digo que el Tathagata tiene palabras, pero no palabras duales".
Hofuku le contestó: "Aunque así lo dices, tu comentario no es perfecto".
Chokei le preguntó: "¿Cómo interpretas tú las palabras del Tathagata?".
Hofuku terminó diciéndole: "Ya hemos discutido bastante. Ahora, ¡tomemos una taza de te!".

Hofuku no dio respuesta a su amigo porque es imposible dar una interpretación verbal de nuestro camio. Sin embargo, como parte de su practica, estos dos buenos amgos examinaban el camino del Bodhisattva, a pesar de que no esperaban hallar una nueva interpretación. Por eso Hofuku dijo por fin: "Nuestra conversación ha terminado. ¡Tomemos una taza de te!".

Lo mismo ocurre con mi charla. Cuando mi charla ha terminado, el escuchar ha terminado también. No hay necesidad de recordar lo que he dicho, ni tampoco de entender lo dicho. Uno entiende. Uno tiene completa comprensión dentro de uno mismo. No hay problema.

tomado del libro "Mente Zen, Mente de principiante"