Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

6 sept. 2014




"Cuando llueve, pensamos que no hay sol. Pero si volamos alto en un avión y vamos a través de las nubes, redescubrimos el sol de nuevo. Vemos que el sol siempre está ahí. En el tiempo de la ira o la desesperación, el amor todavía está allí también. Nuestra capacidad de comunicar, de perdonar, de ser compasivos sigue ahí. Tienes que creer esto. Somos más que nuestra ira, somos más que nuestro sufrimiento. Debemos reconocer que nosotros tenemos dentro de nosotros la capacidad de amar, de comprender, de ser compasivos. Si sabes esto, entonces cuando llueve usted no estará desesperado. Usted sabe que la lluvia está ahí, pero el sol todavía está allí en alguna parte. Pronto la lluvia se detiene, y el sol brillará otra vez. Tener esperanza. Si usted puede recordar que los elementos positivos están todavía presentes dentro de ti y de la otra persona, usted sabrá que es posible abrirse paso, por lo que las mejores cosas de los dos puede venir y manifestarse de nuevo.

La práctica está ahí para eso. La práctica le ayudará a tocar el sol, tocar el Buda, la bondad en su interior para que pueda transformar la situación. Usted puede llamar a este bondad como desea, todo lo que es familiar para usted desde su propia tradición.

En el fondo usted debe saber que usted es capaz de ser la paz. Desarrollar la convicción de que la energía del Buda está en usted. Lo único que tienes que hacer es llamarla en busca de ayuda. Usted puede hacer esto mediante la práctica de la respiración consciente, el caminar atento, y estar atentos. "

- Thich Nhat Hanh, Ira, sabiduría budista para de enfriamiento de las Llamas.


'When it is raining, we think that there is no sunshine. But if we fly high is an airplane and go through the clouds, we rediscover the sunshine again. We see that the sunshine is always there. In time of anger or despair, our love is still there also. Our capacity to communicate, to forgive, to be compassionate is still there. You have to believe this. We are more than our anger, we are more than our suffering. We must recognize that we do have within us the capacity to love, to understand, to be compassionate. If you know this, then when it rains you won't be desperate. You know that the rain is there, but the sunshine is still there somewhere. Soon the rain will stop, and the sun will shine again. Have hope. If you can remind yourself that the positive elements are still present within you and the other person, you will know that it is possible to break through, so that the best things in both of you can come up and manifest again.

The practice is there for that. The practice will help you touch the sunshine, touch the Buddha, the goodness within you so that you can transform the situation. You can call this goodness anything you want to, whatever is familiar to you from your own tradition.

Deep down you must know that you are capable of being peace. Develop the conviction that the energy of the Buddha is in you. The only thing you need to do is call on it for help. You can do this by practicing mindful breathing, mindful walking, and mindful sitting.’

- Thich Nhat Hanh, Anger, Buddhist Wisdom for Cooling the Flames.