Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

1 oct. 2014

LOS MAESTROS GENUINOS SON CAPACES DE MOTIVAR A SUS ESTUDIANTES:

"Hay muchos maestros que conocen la filosofía y la teología, pero como no han absorbido verdaderamente la docencia, ellos no pueden provocar un entusiasmo profundo en los corazones de la gente. Recuerde que en la escuela del amor, no podemos engañar. Mucha gente es capaz de matarse estudiando en la última hora e incluso de aprobar los exámenes sin haber aprendido ni experimentado el material de estudio, simplemente dando al maestro lo que él o ella desea. Los maestros que simplemente quieren que el alumno de alguna manera repita la información, sin que demuestre que verdaderamente ha tenido acceso a la esencia, son engañadores. Sus alumnos no habrán aprendido de él nada más que maestría en esta propensión a engañar.

Mucha gente se gradúa en este tipo de escuela como expertos engañadores. Ellos han aprendido la ciencia de estudiar, pero en realidad entienden muy poco, mientras fingen saber mucho. Ellos pueden pasar todas las pruebas y exámenes de tal forma que parecen haber tomado el tema muy seriamente. Desde luego, esto se aplica solo cuando los estudiantes tienen maestros que son engañadores, pues maestros engañadores honran a estudiantes engañadores. Sin embargo, cuando el maestro es genuino, los estudiantes no pueden andar engañando de esa forma. Un maestro genuino dará su explicación en el nivel de entendimiento del estudiante, para que este último pueda aprender el material adecuadamente. Pero el maestro debe de estar absorto en el amor, para reconocer y estimular el amor en otros."

Guerrero Espiritual II: Transformando la Lujuria en Amor
ॐ Bhakti Tirtha Swami ॐ