Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

5 nov. 2014

El aguacero de flores


Subhuti fué uno de los discípulos de Buda. Había llegado a comprender la potencia del vacío, el punto de vista de que nada existe sino en su relación con lo subjetivo y lo objetivo. Un día, Subhuti estaba sentado meditando bajo un árbol. De cuando en cuando, alguna flor caía de las ramas a su lado. "Venimos a alabarte por tu discurso sobre el vacío", le susurraron los devas* al oído. "Pero si yo no he hablado sobre el vacío", dijo Subhuti. "Tú no has hablado sobre el vacío, nosotros no hemos escuchado el vacío", respondieron los dioses. "Éste es el verdadero vacío". Y las flores se derramaron sobre Subhuti como suaves gotas de lluvia.

Carne de zen, huesos de zen.
Antología de historias antiguas del Budismo Zen.
Ed. Edaf-2000
*Deva (sánscr. देव) Deidades benévolas del hinduismo y del budismo.