Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

19 feb. 2015

la auto-comparación



Compararte con otra persona es un acto de violencia. Es un acto de autolesión. Incluso si te comparas favorablemente con una persona o grupo de personas, estás construyendo un castillo de naipes que se derrumbará en cuanto trates de subirte en él. Las auto-comparaciones son difíciles de evitar. Si no nos comparamos con los demás, los demás se comparan con nosotros. Ellos nos agrupan en categorías, de acuerdo a su particular expresión de la ignorancia. Debido a que nos comparamos con los demás es tan común y tan destructivo, tenemos que aprender a utilizar todas las comparaciones para exponer nuestros egos y hacernos libres.

Estando libres de nuestro ego nos volvemos humildes. Si pensamos que somos grandes, nos fijamos en una montaña. Si pensamos que somos pequeños nos fijamos en un ratón. Si pensamos que somos inteligentes, pensamos en la solución del hambre en el mundo. Si pensamos que somos estúpidos, no tenemos pensamiento empresarial en absoluto. Cuando pensamos en todas las comparaciones que podemos hacer, vemos que es un juego inútil que nuestro ego juega, tratando de averiguar lo que es más bonito, una flor o una puesta de sol.

Cuando nos sorprendemos a nosotros mismos trayendonos abajo o construyéndonos para arriba por compararnos con los demás, podemos recordar que estamos jugando a un truco del ego, tratando de fingir que somos rayos de luna o granos. Cuando salimos del juego de las comparaciones, nos volvemos humildes. Cuando la gente nos pone en sus categorías, saludamos su confusión con compasión. Ya no tenemos que fingir que somos algo más o menos de lo que somos.

La Humildad es neutral. Es la grandeza, sin ser genial. La comprensión de nuestra humildad básica, nos ayuda a cortar a través de nuestra confusión. Nosotros no tenemos que hacer de nosotros mismos otra cosa de lo que ya somos. Lo que somos es incomparable.

***

Comparing yourself to another person is an act of violence. It is an act of self harm. Even if you compare yourself favorably to one person or group of people, you are building a house of cards that will collapse as you try to stand on it. Self-comparisons are hard to avoid. If we do not compare ourselves to others, others will compare themselves to us. They will lump us into categories, according to their particular expression of ignorance. Because comparing ourselves to each other is so common and so destructive, we have to learn how to use all the comparisons to expose our egos and set us free.
To be free from our ego we become humble. If we think we are big, we look at a mountain. If we think we are small we look at a mouse. If we think we are smart, we think about solving world hunger. If we think we are stupid, we have no business thinking at all. When we think about all the comparisons we can make, we see that it is a futile game that our ego plays, trying to figure out which is prettier, a flower or a sunset.
When we catch ourselves bringing ourselves down or building ourselves up by comparing ourselves to others, we can remember that we are playing an ego trick, trying to pretend that we are moonbeams or pimples. When we step out of the comparison game, we become humble. When people put us into their categories, we greet their confusion with compassion. We no longer have to pretend that we are something more or less that we are.
Humble is neutral. It is greatness, without being great. Understanding our basic humility, helps us to cut through our confusion. We don’t have to make ourselves out to be anything other than we are. What we are is beyond compare.

fuente: http://www.zenmister.com/self-comparison/