Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

19 may. 2015

poemas zen



Entrar en el bosque
sin mover una hierba
Entrar en el agua
sin levantar una ola.

Poema Zen

***

Este viejo cuerpo usado
Ha visto tantas generaciones de flores
En esta ermita abandonada
En la primavera, si aun estoy vivo,
Volveré a veros.
¡Escuchad entonces
El ruido de mi bastón!

Ryōkan 良寛 (Japón 1758-1831).
Nacido como Eizō Yamamoto, también conocido como Daigu Ryōkan.
Monje budista zen, calígrafo y poeta.

***