Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

26 jun. 2015

se nos instruye ,,,

“Reconociendo el fruto de los efectos causados por cada acto, los sabios obtienen la comprensión completa del origen dependiente, y ven todas las acciones tal como son. La acción determina todos los fenómenos, por la acción el mundo continúa, y por la acción los seres permanecen en el mundo. Los seres se atan, condicionan, y generan por su comportamiento. Domándose a sí mismos, controlándose, y viviendo una vida ética, sólo de este modo supremamente puro pueden ser nobles.

el Buddha