Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

16 sept. 2015

puntos de luz



Liberarse uno mismo del conocimiento es morir, y así uno vive. - Krishnamurti

Una gota del océano no puede reclamar que viene de un río, y otra gota tampoco puede reclamar que viene de otro río; el océano es un todo único integralmente completo. En la misma forma todos los seres son uno; no hay ser que no venga del espíritu, y no sea parte de él. – Chandogya Upanishad

Religión es un entendimiento, no una plática, ni doctrinas, ni teorías, a pesar de lo bello que todo esto pueda ser. La religión es ser y llegar a ser, no oír y reconocer o admitir. No es un asentimiento intelectual; sino una transformación de la vida completa de uno. – Swami Vivekananda

"Aprender no significa solo recibir enseñanzas, sino dejar atrás los errores y llegar a comprensiones situadas más allá de la mente conceptual." Padmasambhava

"Seguimos adelante considerando a los demás más importantes que a nosotros mismos.
Si llevamos a cabo una acción para el beneficio y el bienestar de todos los seres sensibles, no tendremos miedo ni estaremos preocupados por nosotros para nada, incluso renunciando a la propia vida. En una de sus vidas previas, Buda Shakyamuni fue un príncipe que entregó a los demás todo lo que apreciaba. hasta le dío su cuerpo a una tigresa hambrienta.
Hemos de admirar y aplaudir estas historias de valor y aspirar a generar la libertad, la fortaleza y la intrepidez que surgen de la bodhichitta y a considerar a los otros mucho más importantes que a nosotros mismos.
"La felicidad que no se pierde" el camino del guerrero compasivo
Dzigar Kongtrül Rinpoché