Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

3 feb. 2016

Hay los que tienen poderes sobrenaturales de transformación que ascienden al cielo como dragones y los que envuelven el cosmos como cuando cogen las nubes [1]. Pero tales [wonderworking (hacedores de asombros)] no deben ser valorados y no tienen nada que ver con la verdad; confundirlos como algo real es ir extraviado del Camino. Algunos pueden poseer un aspecto hermoso, y algunos pueden ser hábiles con las palabras. Algunos pueden ser sabios e inteligentes, y algunos pueden ser hábiles artesanos. Pero es igualmente incorrecto tomar a éstos para el Camino. No considerar tales dotaciones como la verdad o su utilidad como duradera. Si hasta los cielos y la tierra entran en decadencia, ¿cómo podían perdurar simples vasijas?

[1] Tenga cuidado de no leer el racionalismo moderno occidental en este pasaje; no se puede negar que los poderes sobrenaturales (o personas que los tienen) existen, ni tratar de hacer un llamamiento científico en contra de estas cosas. Más bien, es sólo una afirmación de que tales cosas son impermanentes, insubstanciales, y en definitiva no se puede confiar: al igual que todas las cosas, los fenómenos, las características, y así sucesivamente.
僧肇 Sengzhao, lun Pao-tsang (Tesoro tienda Tratado)
***
There are those with supernatural powers of transformation who ascend to heaven like dragons and those who envelop the cosmos like the gathering of clouds [1]. But such [wonderworking] should not be valued and has nothing to do with truth; to mistake them as real is to go astray from the Way. Some may possess a handsome appearance, and some may be skilled with words. Some may be wise and intelligent, and some may be skilled craftsmen. But it is similarly wrong to take these for the Way. Do not regard such endowments as truth or their utility as lasting. If even heaven and earth decay, how could mere vessels endure?
僧肇 Sengzhao, Pao-tsang lun (Treasure Store Treatise)

[1] Be careful not to read modern western rationalism into this passage; it isn’t denying that supernatural powers (or people who have them) exist, nor attempting to make a scientific appeal against these things. Rather, it is only an affirmation that such things are impermanent, insubstantial, and not to be trusted as ultimate: as are all things, phenomena, characteristics, and so on.