Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

27 jul. 2016

Wang Wen-lu


In the night the bells of the mountain temple
Are swung by the wind from the pines.
From my bed of stone by the wintry lamp
I can hear the flowering rain of Buddha.
Wang Wen-lu

***

En la noche las campanas del templo en la montaña
Oscilan por el viento de los pinos.
Desde mi lecho de piedra por la lámpara invernal
Puedo oír la floreciente lluvia de Buddha.
Wang Wen-lu