Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

8 jun. 2013

~Vikingsholm~ Emerald Bay, Lake Tahoe

Taken in the fall of 2011. The smoke was thick in the air that...

La mente normal es el camino

E1 camino no requiere ningún tipo de práctica, simplemente no lo llenes de ignorancia.
¿Qué es la ignorancia? Mientras tengas una mente fluctuante, con tendencias artificiales o
compulsivas, todo eso es ignorancia.
Si quieres comprender el camino directamente, la mente normal es el camino. La mente
normal está libre de artificiosidad: se halla más allá de lo correcto o incorrecto, el apego o el
rechazo, la extinción o la permanencia, la banalidad o la santidad. Una escritura dice: «La
conducta de los seres iluminados no es la misma que la de la gente común o la de los santos».
En este preciso instante, estés andando, de pie, sentado, reclinado, afrontando
situaciones o tratando con la gente, todo es el camino. El camino es el reino de la realidad. A
pesar de las innumerables e inconcebibles funciones existentes, ninguna está más allá del
reino de la realidad. Si no fuera así, ¿cómo podríamos hablar de la enseñanza de la mente
original? ¿Cómo podríamos hablar de la inagotable lámpara?
Todos los fenómenos son fenómenos mentales; todos los nombres son denominaciones
mentales. Todos los fenómenos surgen de la mente; la mente es la raíz de todos los
fenómenos. Una escritura dice: «Cuando aumenta ni disminuye. Puede ser grande o pequeño,
cuadrado o redondo; se manifiesta en formas visibles en concordancia con las cosas y los
seres, como la Luna reflejándose en el agua. Su efusiva función no echa raíces: no agota la
acción deliberada ni permanece en la no-acción. La acción deliberada es una función de la
no-artificialidad; la no-artificialidad es la base de la acción deliberada. De aquel que no se
apega a la base, se dice que es independiente, semejante al espacio.
En cuanto al significado del nacimiento y de la muerte de la mente, y de su auténtica
vacuidad, es como un claro espejo que refleja las imágenes: la mente es el espejo y los
fenómenos las imágenes. Cuando la mente se apega a los fenómenos, se involucra en las
causas y condiciones externas, originando el nacimiento y la muerte de la mente. Cuando no
se apega a los fenómenos permanece en la auténtica vacuidad de la mente.
Los seguidores escuchan que es posible llegar a percibir la naturaleza búdica; los seres
iluminados ven la naturaleza búdica con sus propios ojos. Cuando alcanzas la no-dualidad,
los términos son los mismos, en esencia no se diferencian, aunque tengan diferentes usos. Lo
que en un estado de ignorancia se denomina consciencia, en un estado de Iluminación es
llamado conocimiento; seguir el principio se denomina Iluminación, seguir las cosas se
denomina ignorancia.
Vivir en la ignorancia es dejar de percibir la mente original. Estar iluminado significa
alcanzar la mente original. Una vez iluminado, conservas este estado para siempre, sin caer
nunca más en la ignorancia. Es como cuando sale el Sol, no se mezcla con la oscuridad;
cuando emerge la luz solar del conocimiento y de la sabiduría, no puede subsistir la oscuridad
de las aflicciones.
Cuando comprendes la mente y los objetos, las vanas ideas dejan de surgir. Cuando las
vanas ideas dejan de surgir, reconoces lo no-creado. Posees lo esencial, ya no necesitas
cultivar el camino ni sentarte a meditar. Dejar de cultivarlo y de meditar es la pura
meditación de aquellos que han realizado la vacuidad.
Ahora bien, si verdaderamente comprendes este principio, con precisión, y en lugar de
fabricar acciones vives una existencia según tu destino, satisfaciendo tus mínimas
necesidades estés donde estés, disciplinando tu conducta cada vez más y acumulando
acciones puras, mientras puedas continuar de ese modo, ¿por qué preocuparte por no haber
alcanzado todavía el conocimiento?
Ma-tsu (709-788)