Los peces nacen en el agua, el hombre nace en el Tao.Si los peces, nacidos en el agua, buscan la sombra profunda del estanque o la alberca, todas sus necesidades son satisfechas.Si el hombre, nacido en el Tao, se hunde en la profunda sombra de la no-acción, para olvidar la agresión y las preocupaciones, no le falta nada, su vida es segura.
Moraleja: "Todo lo que necesita el pez es perderse en el agua.Todo lo que necesita el hombre es perderse en el Tao".

AVISO

queridos amigos los haikus que humildemente escribo están en este sitio: www.haikusilvestre.wordpress.com
gracias ! Namasté

5 dic. 2014

Meeting between Yaoshan and Li Ao Attributed to Zhiweng (Chinese, active first half of the 13th century)

Reunión entre Yaoshan y Li Ao

Esta pintura fue inscripta por el sacerdote Chan (Zen) budista Yanxi Guangwen entre 1254 y 1256, mientras él era abad del templo Lingyin en Hangzhou. El trabajo es un ejemplo importante de la temprana pintura budista Chan "aparición", llamado así por su pálida, pincelada delicada. Se representa aquí un famoso encuentro entre el erudito confuciano Li Ao (ca. activa 840) y el maestro Chan Yaoshan. 
Después de haber oído hablar de la reputación del maestro, el sabio fue a verlo, pero estaba decepcionado y comentó: ". Al ver su cara no es tan buena como su renombre" El maestro respondió: "¿Desconfias de tu ojo y el valor de tu oído?" Luego, hacia arriba y hacia abajo, el maestro indicó que la realidad última está en lo que se ve, por ejemplo, 

"las nubes en el cielo y el agua en un jarrón."

La inscripción de Yanxi Guangwen en la pintura lee: 

Todos los momentos de iluminación vienen en una flash, 
¿Por qué desconfiar de su ojo y el valor de su oído? 
Al igual que entre el agua y las nubes, 
no digas que no hay nada allí. 

Así como el maestro Chan utiliza acertijos para agudizar la percepción del alumno, a pesar de los rumores de distracción, el pintor Chan utiliza un estilo sencillo y espontáneo, aunque difícil de alcanzar, estilo cepillo para capturar su visión fugaz de la verdad. 


This painting was inscribed by the Chan (Zen) Buddhist priest Yanxi Guangwen between 1254 and 1256, while he was abbot of Lingyin temple in Hangzhou. The work is an important example of early Chan Buddhist "apparition" painting, so called for its pale, sensitive brushwork.

Depicted here is a famous encounter between the Confucian scholar Li Ao (active ca. 840) and the Chan master Yaoshan. Having heard of the master's reputation, the scholar went to see him but was disappointed and remarked: "Seeing your face is not as good as hearing your name." The master replied: "Would you distrust your eye and value your ear?" Then, pointing up and down, the master indicated that the ultimate reality is in what can be seen, such as "clouds in the sky and water in a vase."

Yanxi Guangwen's inscription on the painting reads:

All moments of enlightenment come in a flash,
Why distrust your eye and value your ear?
Just as between the water and the clouds,
Do not say there is nothing there.

Just as the Chan master used riddles to sharpen the student's perception in spite of distracting hearsay, the Chan painter used a simple and spontaneous, albeit elusive, brush style to capture his fleeting vision of truth.